sábado, agosto 31, 2013

Optimización del tiempo: Aprovechemos el tiempo al máximo. ¿Cómo puedo organizar mi tiempo en casa?

Acá te facilito unos instrumentos para que empieces a organizar mejor tu tiempo, te ayudará a analizar cómo usas realmente tu tiempo; recuerda que tú eres una estudiante y la mayor parte del tiempo debes dedicarlo a la mayor de tus responsabilidades: ESTUDIAR, lo cual implica invertir tiempo y esfuerzo en superarte a tí misma, a mejorar como ser humano cada día; espero lo compartas incluso con los miembros de tu familia (padres, hermanos, etc.) si lo utilizan adecuadamente, les resultarán de mucha utilidad.

Mi Proyecto de Vida. Sesión de Tutoría para reflexionar acerca de las prioridades de tu propia vida para forjar un futuro positivo; esto te ayudará a determinar tus tareas y actividades que irás desarrollando día a día [las que agendarás en los formatos propuestos acerca del manejo del tiempo] Recuerda que: “No hay viento favorable para el que no sabe a donde navega”

IMPORTANTE:
  • Lo que necesita saber de la FUERZA DE VOLUNTAD (Folleto elaborado por la Asociación Americana de Psicología: APA)
LA CURVA DEL OLVIDO:
El psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus estudió durante 30 años la pérdida de la retentiva en el tiempo, y
determinó que el olvido de una información o un conocimiento ocurre de manera progresiva, como puedes ver en el siguiente gráfico:


Como imagen esquemática, la línea gruesa del gráfico también es conocida como “la curva del olvido”.
Se trata de una idea relacionada con la intensidad del recuerdo, de la memoria, y explica cuánto tiempo puedes conservar un contenido o una información en tu memoria si no la ejercitas suficientemente, repasándola y refrescándola.
En otras palabras, mientras más intensa y significativa sea la experiencia con la que produces un recuerdo, más tiempo podrás mantenerlo en el tiempo.
Observa en “la curva del olvido” que tan rápido puedes olvidar información o conocimientos si no los ejercitas:
  • Al día siguiente de una sesión de estudio puedes llegar a olvidar hasta un 50% de la información con la que interactuaste.
  • 2 días después, sin haber repasado, lo que recuerdas no llega al 30%.
  • Y una semana después tendrás suerte si logras recordar más del 3%.
Es impresionante, ¿verdad?

¿Qué ocurre cuando repasas?

En el siguiente gráfico puedes ver las diferentes inclinaciones que puede tener la curva del olvido, dependiendo de la cantidad de repasos que hagas de lo que estás estudiando y buscando asimilar:


Toma las siguientes referencias como datos aproximados, pero ellos se ajustan a la mayoría de las personas:
  • Si haces un Primer Repaso al día siguiente de tu primera sesión de estudio, entonces podrás recuperar hasta 100% de lo que estudiaste.
  • Si realizas el Primer Repaso, a los cinco días de la primera sesión de estudio puedes llegar a recordar hasta un 90% de la información.
  • Ahora bien, si haces un Segundo Repaso cinco días después del primero, volverás a refrescar la información y podrás recuperar hasta el 100% de los conocimientos que estudiaste una semana antes.
  • En el gráfico anterior también puedes ver que antes del Tercer Repaso ya han transcurrido dos semanas. Por lo tanto, si hasta entonces no hiciste ningún repaso tampoco recordarás nada de lo que estudiaste el primer día.
  • Sin embargo, si hiciste el Primer Repaso, es posible que a los 15 días recuerdes hasta un 60%, y si repasas unasegunda vez podrás recordar entre un 80 y un 90% de la información inicial.
  • Al llegar a la segunda semana, si haces un Tercer Repaso podrás recuperar hasta el 100% de la información que estudiaste el primer día.
¿Ves el beneficio que puedes obtener con hacer sólo tres refrescamientos?
Imagina el inmenso potencial de aprendizaje que puedes desarrollar si cultivas el hábito de repasar.
Cuando leas y estudies, selecciona las ideas más importantes y refréscalas, recuérdalas, dale sentido para
ti con significados específicos relacionados contigo, con tus actividades, con tus intereses, con tu vida.
Cuando repases información, hazlo pensando en las implicaciones que tiene lo que estás revisando, buscando y encontrando diferentes vínculaciones con lo que ya sabes.
No se trata de un repaso mecanizado, para tratar de “grabar” la información de manera forzada, o para sustituir automáticamente tus conocimientos previos. Al repasar, hazlo pensando que tu objetivo es aumentar o reforzar tu comprensión del tema que estudias. 

NOTA:  La información precedente ha sido tomada de: "Aprende con eficacia. Mejora la asimilación y la retención" de Juan Carlos Jiménez. Una edición de Cograf Comunicaciones Caracas, Venezuela - Noviembre 2010. El Libro completo lo puedes revisar en el siguiente link: Aprende con Eficacia.

PARA QUIEN QUIERA APRENDER MÁS: